Apple

Fue en un vuelo a Boston de hace algo menos de un año, donde investigando en la programación de los nuevos aviones Airbus a330-200 de Iberia, encontré un video interesante de Punset. Se trataba de una conferencia donde señalaba la importancia de la plasticidad del cerebro.  Ya conocía la idea que el mismo desarrolla en Redes pero me sorprendió que le diese tanta relevancia, utilizándolo como epílogo de la charla.

La idea es sencilla, el cerebro tiene plasticidad, con lo que se puede moldear. Este descubrimiento no tiene más de 20 años y todavía estamos en los albores de la revolución que supondrá. Conocimiento, medicina, educación, … los caminos son infinitos.

A partir de ese día esta idea siempre me acompaña y es curioso observar como se da dentro de nosotros. Siempre he tratado de tener una opinión propia de cualquier tema, esto como ya comentamos requiere conocimiento y capacidad de crítica.

Cambiar el nombre de la web sólo fue un paso en este sentido y esto está suponiendo que el concepto contrarian flote en mi cerebro prácticamente todo el día y seguramente parte de la noche en el inconsciente, que realmente es lo importante. Así poco a poco la idea contrarian va calando en la plasticidad de mi cerebro, día a día, noche a noche.

De repente un día te das cuenta que pones prácticamente toda idea preconcebida en tela de juicio. 

Y así llegamos a Apple. Hasta hace unas semanas mi idea de Apple era clara: Empresa ejemplar en sus cuentas pero con un futuro ciertamente inseguro debido a la dependencia de un único producto.

Pensaba lo que todo el mundo pensaba. La acción cayendo pese a que los resultados no son tan malos. El Mercado descontando un futuro incierto, falta de novedades, ausencia del genio. La idea de lo que está más de moda es lo primero que deja de estar de moda sobrevolaba la oficina de Cupertino, o mejor dicho, sobrevolaba Wall Street, ya que poco había cambiado la empresa en menos de un año, cuando la acción se dejó un 25%.

El MacBook sobre el que escribo tiene 6 años, sólo 2 más que el iPhone 4s que lo acompaña. Pensaba que no quería seguir con ellos, pese a que los productos no han dado ni un mínimo error, pagar el doble por una funcionalidad similar no es muy racional. Soy joven y vivo en una gran ciudad, soy perfil de Apple y no estaba con ellos. Pese a que su mercado irá creciendo en Asia no quiero una acción de la cual no me gusten sus productos.

Hace unas semanas Apple anuncia el iPhone SE, desde 399$ en US. Entrando en la gama media, bien, no será el teléfono más barato pero ajustan el coste de cambio (switching cost). Entre pagar más de 600€ por un iPhone y 300€ por un Nexus te deja un switching cost de 300€, además del prestigio de la marca, etc. Cambiar de terminal siempre es ciertamente traumático, cada usuario decidiría si ese trauma le suponía más o menos de 300€. Pero Apple se reinventa, entra en un terreno nuevo para ellos, disminuyen el switching cost y no se descreman, ya que el nuevo terminal compite de tu a tu con los de su categoría pero mantiene el diseño histórico del 4, el que ellos mismos compararon con la icónica Leica.

Esto es Apple, hacer lo que nadie hace.

A partir de ahí y sólo a partir de ahí miramos los números:

  • PER: 11.71
  • Price/ Book: 4.8
  • Price/ Sales: 2.7
  • Price/ Cash Flow: 8.5

Balance:

Income:

Aunque sean negocios totalmente diferentes, por tener una piedra de toque daremos los números de Alphabet: PER estimado 19, Price/ Book 4.3, Price/ Sales 6.9, Price/ Cash Flow 19.8.

El mercado está descontando un escenario excesivamente negro.

Si vemos la comparativa entre los número de Apple y la media del sector, observamos un dato clave. La media del sector pierde dinero, con márgenes negativos. Apple muestra un margen operativo medio por encima del 30%.

Ya lo comentaba W. Buffett en la charla de la Universidad de Florida, el pricing power es la clave del Value Investing:

The single most important decision in evaluating a business is pricing power. If you’ve got the power to raise prices without losing business to a competitor, you’ve got a very good business. – W. Buffett

Seguramente Apple no crecerá como en los últimos años, eso dependerá de que vuelvan a reinventar la rueda, aunque sean ellos los más indicados (junto a Alphabet) de hacerlo, no podemos invertir en una empresa con tal grado de incertidumbre, apostando a que van a asaltar la banca de nuevo. Pero lo que es más seguro es que Apple va a seguir mostrando unos márgenes, una rentabilidad excepcional respecto a la media del sector pese a que algo se pierda por el menor volumen y su relación con sus economías de escala.

Otro tema relevante es la caja neta de Apple. Tienen cerca de $200B americanos en cash, que si bien la mayoría es en impuestos offshore no se descarta que se repatríe con ciertos beneficios fiscales.

Tomando los beneficios estimados de Morningstar, prácticamente planos respecto a 2015, de $53.731M, un precio de acción de $110.00 y 5.721M de acciones, el PER estaría en 11.71 veces. Pero si restamos los $200B de caja, el PER sería de 7.99 veces que parece contener cierto margen de seguridad.

Conclusiones:

Las ventas del iPhone no están creciendo como en el pasado y todo parece indicar que los años de crecimiento del 20-30% han podido llegar a su fin, nunca se puede asegurar con una empresa que literalmente ha cambiado el mundo y es una de las que lo pueden hacer de nuevo.

Mr. Market como nos tiene acostumbrados ha reaccionado en exceso y demasiado pronto, dejando la empresa a un PER<12 donde si descontamos la caja neta que tiene como offshore quedaría en un PER<8.

Apple muestra la mayor rentabilidad de un sector eminentemente en pérdidas. Las ventas de Apple pueden caer pero la rentabilidad seguirá siendo elevada. El pricing power de Apple es fuerte.

En Wall Street los sentimientos se contagian instantáneamente, el pesimismo injustificado de los últimos meses se está tornando en optimismo lo que puede reducir el margen de seguridad en el corto plazo.

7 comentarios
  1. Arturo Dice:

    Comparto tu visión general sobre Apple, estoy ligeramente posicionado en ella ya que los números son realmente buenos y parece que está excesivamente penalizada por ese sentimiento negativo que le impregna desde hace unos meses.

    La estrategia del bajada de precios aunque entendible no me acaba de convencer, o mejor dicho, tengo mis dudas. No sé si lo que van a dejar de ganar por teléfono vendido lo van a recuperar por número de unidades vendidas, así que su crecimiento en ventas lo veo en cuestión. Pero ya me vale tener una empresa que es una máquina de ganar dinero y puede ser una cash-cow que recurrentemente reparta su decente dividendo.

    También es verdad que con su cash se pueden dedicar a comprar “algo” que sea lo que les reporte más beneficio futuro.

    En todo caso donde sí veo posibilidades reales de crecer es en nuevos productos que amplie el universo Apple: tv, coches (joint-ventures o similares en este campo) y algún aparatejo que a día de hoy ni está en nuestra mente…

    Buen artículo!

    Responder
    • Contrarian Dice:

      Gracias Arturo.

      Yo también abrí posición aprovechando esta caída.

      En mi opinión a día de hoy Apple vale más de lo que cotiza. Independientemente de que reinventen la rueda que en ese caso evidentemente valdría más, pero eso es más apostar que invertir.

      Respecto a bajar precios, en mi opinión lo han hecho bien, por que han sacado un producto absolutamente icónico, parece que aprendieron de la cagada del 5C.

      Un saludo.

      Responder
  2. juanjoo0 Dice:

    Gracias por el apunte. sin duda una empresa en la que me atraen mas sus acciones que sus productos.

    Una duda, dado que el PER relaciona beneficio/cotizzacion, ¿como se descuenta/añade de ese ratio la caja?

    Muchas gracias

    Responder
    • Contrarian Dice:

      Hola Juanjo.

      Sí, parece una buena empresa a un buen precio.

      Respecto al cálculo es sencillo. Se resta la caja de la cotización. Apple capitaliza $629B (precio) y tiene una caja de $200B, si la descuentas da $429B. Contando un beneficio de $53.731M, daría un PER de 7.99 veces.

      Es lo que siempre dice Graham o Lynch, como comprar una casa con un cajón lleno de dinero dentro.

      Un saludo.

      Responder
    • Contrarian Dice:

      Hola Ivan.

      En mi opinión es una buena oportunidad, pero como siempre digo, analizar y pensar por vosotros mismos ya que me puedo equivocar perfectamente.

      Un saludo.

      Responder

Trackbacks y pingbacks

  1. […] un Audi o un BMW. Es algo emocional, aspiracional. Como ya dijimos estas marcas están mas cerca de Apple o Nike que de Renault, Ford o Peugeot. Las marcas de clase media o media-baja tienen márgenes […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *