El juego de la inteligencia

Los hombres inteligentes quieren aprender; los demás, enseñar. Antón Chéjov

La primera vez que vi el discurso de Steve Jobs en Stanford me dejó un poco vacío, realmente no le di mucha importancia. Parecían palabras huecas y expresiones para la galería, sobre todo esa conclusión de creer en algo y de que al final los puntos acaban encajando. Lo valoré como un guiño contrarian, un ataque hippy hacia el establishment, poco más que un recuerdo de su viaje a la India en medio de una de las instituciones de educación más prestigiosas del mundo.

Pero, si la sabes emplear y estás lo suficientemente abierto, la medicina del tiempo cura las enfermedades de la ignorancia y de la prepotencia. Poco a poco me venían a la mente recuerdos totalmente inconexos en un principio para formar algo parecido a una idea.

Recuerdo 1: Leer

Mis hijos dicen que soy un libro con patas. Charlie Munger

Como casi siempre, el primero fue Charlie Munger con los modelos mentales y con sus eternas recomendaciones de lectura.

Parecía bastante evidente que leer y sabiendo qué se lee y cómo se lee nos podría ir ampliando el conocimiento y sí, a partir de ahí comencé a programarme las lecturas. La lectura es el campo donde el interés compuesto tiene más fuerza, realmente da igual que leas un libro o no lo leas, pero si lees varios libros al mes durante 10 o 20 años pues es casi imposible que si lo haces con los libros adecuados y con espíritu crítico, no seas una persona bastante inteligente.

Recuerdo 2: Esfuerzo y pasión

Lo que importa es lo que haces cuando sales de la pizzería. Pablo Arribas

No recuerdo como acabé en el blog de Pablo Arribas, imagino que su enorme post viral acabó en mi whatsapp.

Es posible que tu pasión tarde en darte dinero, y que hasta que eso llega tengas que buscar un trabajo ‘nutricional’ o de mantenimiento. ¿Cuál es el problema? Valga el ejemplo –y con todo respeto–, si trabajas ocho horas en una pizzería y al terminar te pones a pintar, no eres pizzero, eres pintor. Eres lo que amas, no lo que da dinero. Llegará el día que puedas vivir de tus cuadros. Al final, lo que diferencia a la gente que triunfa de la que no, es lo que hace al salir de la pizzería.

El post es absolutamente motivador. Estoy totalmente de acuerdo con él: no esperes a hacer lo que te gusta, hazlo, empieza como sea, una hora a la semana, duerme menos, pero hazlo.

Esto es realmente importante ahora donde veo muchas personas que están en un trabajo que, en la mejor de las ocasiones no les completa, invirtiendo sus ahorros soñando con una independencia financiera que nadie les asegura por que el futuro es impredecible. Perdiendo los mejores años de su vida en un empleo que no les llena.

Lo importante es lo que haces fuera del trabajo y si llegamos a casa cansados y vemos telebasura pues no esperemos tener una vida mejor en unos años por que seguramente sea peor.

Si no tenemos un trabajo que nos gusta, deberemos de intentar cambiarlo y vivir de nuestras pasiones. Ya lo dije en este blog, si hay personas (aunque realmente no estoy seguro de que sea humano) que viven de correr, no sé donde está el límite.

Recuerdo 3: Inteligencia

La inversión se basa en ser más inteligente que al que le estás comprando o vendiendo la acción por que sólo uno tiene razón. Francisco García Paramés

Ayer, en la Fundación Rafael del Pino, Francisco García Paramés presentó su libro y la idea principal que ratifiqué es que Paramés simplemente es el más inteligente del mercado. Su talento analítico lo ha completado con horas y horas de estudio de empresas y de lectura, hay quien dice que lee más de 100 libros al año.

Pero esta inteligencia no viene de Marte, es esfuerzo. Si una persona con talento, analítica y paciente lee 100 libros al año e invierte durante 25 años pues no se si será la más inteligente del mercado pero desde luego ese es el camino.

Idea: Para ser mejor inversor hay que ser más listo que el de enfrente

Siempre hemos oído las grandes creencias pero cuando las ves con tus propios ojos es cuando realmente las aprehendes, se quedan en ti. Esto lo sabe perfectamente Kahneman y por ello en su obra maestra hace contínuos juegos, para que las ideas calen en el lector.

La inversión va de ser más inteligente que el de enfrente. Cuando compramos una acción lo estamos haciendo a una persona, los dos pensamos que estamos en lo correcto pero solo una de las dos tiene razón. Y no hay otro camino para la inteligencia que la pasión, la lectura y el esfuerzo.

Al fin y al cabo ya lo dijo hace 67 años quien comenzó todo esto.

13 comentarios
  1. Adrián Dice:

    En serio, me encantan estos posts tuyos sobre la inteligencia, la lectura… me parecen super interesantes y muy reflexivos. Junto a los que tratan de dar ideas de inversión, no análisis, sólo ideas (el del agua por ejemplo), me parecen los mejores del blog
    Sigue así Víctor, mucho ánimo.

    Responder
    • Víctor Morales Dice:

      Gracias Adrián, me alegro que te guste. No se si aportarán mucho estas entradas pero tengo que escribirlas para ordenar mis ideas y tenerlas en cuenta. Recomiendo escribir a todo el mundo.

      Si nos escuchamos, aprendemos y nos esforzamos, al final todo acaba encajando.

      Un abrazo.

      Responder

Trackbacks y pingbacks

  1. […] lo mejor de la inversión, ni es el dinero ni las rentabilidades, el sentido de la inversión es el reto intelectual de tener razón sobre el resto del […]

  2. […] inversión es el juego de la inteligencia, pero ¿qué significa ser inteligente en la inversión?. La inversión no es como las física o […]

  3. […] de una inversión no podemos ver si está barata y comprar. Como sabemos la inversión es el juego de la inteligencia y hay inversores que están vendiendo las acciones a este precio y ellos se creen más inteligentes […]

  4. […] ello la inversión es un juego de inteligencia, ya que se trata de llevar la contraria a muchas personas muy inteligentes. Aunque quizá lo […]

  5. […] aprendí hace unos meses, la inversión es el juego de la inteligencia. Cuando compramos una acción, alguien nos la está vendiendo, los dos nos creemos muy inteligentes […]

  6. […] que añadir a las lecciones de este maestro. Como ya vimos, la inversión es el juego de la inteligencia y Paramés ha sido el más listo durante décadas. Ahora tenemos la oportunidad de sentarnos, […]

  7. […] inversión aquí juega un papel clave, por un lado por el reto intelectual que supone y también por la liberación de tiempo que genera, para poder dedicar al desarrollo de […]

  8. […] PER8 no es normal y por ello hay que tratar de ver que está descontando el mercado. Como ya vimos la inversión es el juego de la inteligencia y el que vende Linamar a estos precios se cree inteligente, y esto no podemos menospreciarlo, hay […]

  9. […] El juego de la inteligencia (Víctor Morales en Contrarian) […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *