Entradas

Paramés y azValor, un toque de atención

Todos los que vivimos en este mundo hemos sido espectadores de lo sucedido, y quizá lo que está sucediendo ya que el culebrón no parece tener fin, entre Francisco García Paramés y sus excompañeros de Bestinver, los gestores de azValor.

En este blog tenemos gran respeto y admiración por todos ellos, los resultados están ahí y sería una falacia no verlos. Estudiar a los más grandes suele ser un buen método en cualquier materia y la inversión no es diferente.

Como dijo Isaac Newton si he logrado ver más lejos, ha sido porque he subido a hombros de gigantes. Esta frase en la inversión tiene doble veracidad, por un lado aprender de los más grandes nos hará mejor inversores, lo que a su vez provocará que perdamos menos tiempo y dinero con nuestras decisiones. Y así seguiremos, estudiando cada conferencia y cada cartera trimestral. Incluso devorando el libro de Paramés el cual está revolucionando el mundo inversor y analizaremos en una entrada específica.

Dicho esto, los últimos movimientos de los gestores no han sido los correctos.

El resumen sería:

2014 septiembre

Paramés anuncia que deja Bestinver, sin previo aviso. Los inversores abandonan el fondo en tromba y el valor liquidativo cae sustancialmente debido a las ventas aceleradas. Paramés inicia su periodo de 2 años de no competencia.

Meses después sus compañeros Guzmán y Bernad también abandonan Bestinver, su periodo de no competencia será de 1 año.

2015 noviembre

Guzmán y Bernad junto a algún otro responsable y los analistas que les acompañaron en Bestinver crean la gestora azValor. El arranque es deslumbrante, primer fondo europeo de renta variable.

El mercado da por seguro que Paramés se unirá a ellos al final de su periodo de no competencia el cual finaliza en septiembre 2016.

2016 septiembre

Contra todo pronóstico Paramés anuncia que no formará parte de azValor. Las causas no están claras pero los periódicos comentan que es un choque de egos (y de porcentajes del beneficio) entre Guzmán y Paramés, puede ser verdad o no.

Pocos días después Paramés presenta su libro, apareciendo en todos los medios y aprovecha para comentar que su gestora estará preparada en unos meses, se habla de finales de año.

Prácticamente a la vez se filtra la noticia de que los analistas de azValor (provenientes de Bestinver) abandonarán la gestora para incorporarse con Paramés. Guzmán se ve obligado a publicar un escrito tranquilizando a los inversores y dejando caer que el nivel de trabajo en azValor es demasiado exigente.

Casualidades de la vida, la noticia se filtra a 2 días de que se cumpla un periodo de 30 días desde la unificación de unas sicavs en azValor, lo que por ley permite a los inversores salirse del fondo sin tener que asumir la comisión del 3% para periodos de menos de un año. No hay datos pero se adivinan salidas en masa, lo que hace que azValor se resguarde y fije un plazo para la salida del fondo, una única ventana de liquidez fijada el 17 de octubre, con valor liquidativo de ese día, es decir que quien dio la orden de reembolso el día 7 cuando salió la noticia, saldrá realmente con el valor liquidativo del fondo del día 17. Esta información no está en ningún escrito y no agrada a los inversores.

Hasta aquí los hechos, ahora las conclusiones.

Warren Buffett dijo que Wall-Street es el único lugar donde se llega en Rolls Royce para dejarse aconsejar entre los que llegan en metro, parece que ahora es al revés, algo así como la Bolsa es el único Lugar donde se llega en metro para dejarse aconsejar entre los que llegan en Rolls Royce.

La inversión en bolsa es una tarea donde la psicología y tranquilidad juegan un papel más importante al propio conocimiento y análisis de empresas. Entiendo perfectamente a cada uno de los actores de esta novela. Entiendo que Guzmán quiera ser partícipe principal de su propia gestora la cual está llevando con absoluta maestría, también entiendo a Paramés el cual se ha ganado ser único líder y gestor de su propia empresa así como también puedo entender a los analistas, los cuales también pensaron que acabarían trabajando con Paramés y al no ir este a azValor hayan optado por abandonar el barco.

Dicho esto, todos estos cambios son malos para el inversor y este blog es de inversores, no de gestoras. En un proceso cuantas más personas intervengan más sesgos habrá. Al contratar un fondo los actores principales son inversor-gestor-analista-empresa y si invertimos directamente en acciones los actores serán inversor-empresa, lo que puede minimizar el riesgo humano. Ojo, lo minimiza si se hace lo que se ha de hacer, formarse y tener una actitud correcta hacia la inversión.

Esta entrada no está escrita para ser prensa rosa de nada, simplemente para aprender. Como siempre decimos, lo importante en la vida no es lo que te pase si no como lo afrontes. Estos hechos han provocado que tenga más claro que lo ideal si te atrae este mundo es que gestionemos nuestro dinero nosotros mismos. El esfuerzo es encomiable, ahorrando, analizando empresas y controlando nuestras emociones como para incluir más riesgos en la ecuación de gestores, analistas o guerras de egos.

Si bien a día de hoy los famosos net net que Benjamin Graham nos indicaba no se dan tanto debido a que la eficiencia del mercado ha aumentado a causa del crecimiento de la inversión, también es cierto que a día de hoy hay muchísimo más acceso a la información que en la época de Ben. Cualquier persona, ya no con un ordenador, si no con ojos en la cara y un paseo por cualquier centro comercial puede descubrir oportunidades de inversión, las cuales, no seamos ingenuos, habrá que analizar hasta la saciedad.

Ahora que todos están esperando la gestora de Paramés para entrar y algunos se plantean combinarla con azValor, desde este blog, Contrarian, hacemos un llamamiento para que cada uno gestione su propio capital. Educación, psicología y análisis.

Discurso de graduación OMMA de Álvaro Guzmán de Lázaro

El Master en Value Investing y Teoría del Ciclo de la escuela OMMA posíblemente sea una de las mejores formaciones en inversión y economía del mundo.

Todas las opiniones que me llegan tanto de ex-alumnos, como de profesores o incluso de gestores de fondos son extremadamente buenas. Estudio muy exigente durante más de un año.

Hace un par de semanas Álvaro Guzmán de Lázaro, director de azValor fue elegido para el discurso de clausura de la última promoción. En este blog nos gusta hacernos eco de las ideas de Álvaro, ya que suelen decir cosas originales, interesantes y didácticas.

Este es el discurso:

Buenas tardes,

Nunca me había llamado nadie para dar un discurso de graduación. Para dirigirse a gente joven recién galardonada con un título académico tan exigente como el que hoy recibís, normalmente se eligen personalidades destacadas, cuya trayectoria repleta de éxitos profesionales evoca una cierta sabiduría.

Yo no soy lo suficientemente sabio, y aunque con achaques varios, tampoco lo suficientemente viejo. Tampoco considero que haya acumulado éxitos increíbles, o por lo menos no como los de los protagonistas habituales en estos actos. Así que supongo que se habrán equivocado al elegirme, y tengo que confesaros que me alegro.

Y me alegro, porque lo que SÍ que he hecho desde muy joven, concretamente desde los 24 años, es dirigirme a alumnos aún más jóvenes, para transmitirles mi pasión por los mercados financieros y el value investing. Concretamente, en los últimos 17 años he compartido mis conocimientos con 640 alumnos. A algunos los he fichado cuando acabaron, a otros los he recomendado para trabajar en algún competidor, y con todos he disfrutado y de todos, repito de todos,  he aprendido algo.

Vosotros cerráis hoy un Máster muy exigente, lo sé porque he hablado con algún alumno de cada promoción desde la primera, y TODOS, SIN EXCEPCIÓN, me garantizan que la carga de trabajo es brutal, que no llegan, que les hubiera gustado profundizar más, pero que tuvieron que conformarse con estudiar para aprobar, porque no había más tiempo. Y yo os digo: Hoy empieza ese tiempo que os faltó en el Master.

Economía

En mi humilde opinión creo que habéis recibido una de las mejores formaciones en Economía a las que se puede acceder hoy en Europa. Porque el foco está en la Escuela Austriaca, que es la única capaz de explicar …correctamente… lo que sucede. Y porque los profesores dominan la materia como pocos en Europa. Habéis recibido un arsenal de conocimientos, y seguramente asimilado sólo una parte.

Si buscáis en la Economía una brújula para navegar por el mundo de la inversión en acciones, yo os invitaría a profundizar especialmente en los conceptos de estructura productiva de un país, el crédito en todas sus dimensiones, y el funcionamiento de la banca; además, os animo a que os familiaricéis con la praxeología como metodología para entender las cosas que pasan en el mundo. Esto se traduce concretamente en abordar cada suceso que queráis analizar con una pregunta: ¿¿qué intereses hay en juego??

Finalmente, me gustaría acabar hablando de vuestra parte de Economía con un aviso: siendo la mejor de las Escuelas de Economía (o la única, según se mire), el estudio de las teorías austríacas no garantiza el éxito en los mercados financieros. Permite entender las últimas causas de los acontecimientos, también permite anticipar de forma general las consecuencias de las decisiones políticas en un país, y ayuda mucho a entender el mundo que nos rodea, algo que es NECESARIO para quien quiera invertir bien. Pero siendo condición necesaria, no es suficiente. Hace falta complementarla con el análisis detallado de las empresas y el arte de su valoración…

Value Investing

¿Y qué os puedo decir del análisis y valoración de empresas? El value investing es a lo que me he dedicado los últimos 20 años de mi vida…. Desde que empecé con 21 años hasta ahora, en un resumen burdo, lo único que he hecho es lo siguiente: una empresa, y luego otra, y luego otra, y luego otra…hasta hoy.

He meditado qué consejos podría daros en este día especial para vosotros respecto al value investing.

Me salen los siguientes:

Para decidir si os dedicáis o no a ser inversores profesionales:

  1. No lo intentéis siquiera si no os gusta mucho. Porque requiere muchas horas, y tendréis competidores, a quienes SÍ les gusta, y que no tendrán noción de trabajar mientras leen, investigan, o reflexionan. Esos competidores resultan invencibles, porque nunca paran de leer y estudiar. Ellos hacen honor a la famosa frase: “coge un trabajo que te guste y nunca más trabajarás un día en toda tu vida”.
  2. No os echéis para atrás pensando que hace falta una inteligencia suprema. No es cierto. Es más, Buffet decía que si tu QI es de 170 puntos, regala 20 a alguien porque serás mejor inversor. Los tipos más listos no se conforman con problemas sencillos, y el value investing ideal consiste en comprar algo cuando es tan claro que hasta un niño lo entendería.

Para los que cumplan lo anterior, y por tanto se quieran dedicar a invertir, me gustaría empezar con dos consejos muy básicos, de corte casi “doméstico”:

  1. Conviene dominar la contabilidad, para que no te engañen con las cuentas. Si sucede, siempre podrás echarle la culpa al árbitro (auditor, CEO de la empresa, etc..) pero mi experiencia es que por esa vía se avanza poco. Charlie Munger siempre dice que no dominar la contabilidad y pretender invertir bien es como …” ir cojo a un concurso de patadas en el culo.”
  2. Es necesario dominar el inglés. Por lo menos a nivel de lectura y comprensión. Huelga la explicación aquí: todo lo interesante está en inglés.

Continúo con consejos que tienen que ver con el PROCESO inversor, quizás la parte más interesante en mi opinión:

1. Pensad por vosotros mismos:

Aprended a formaros opiniones propias, alejadas de la mayoría. Coged los datos fácticos claves del negocio, y de ahí tratad de ir a la valoración. Si os faltan esos datos, cambiad a otra empresa en las que os resulten más accesibles. Pero nunca, nunca jamás hagáis algo porque “todo el mundo lo está haciendo”. Es una receta para el desastre.

Este aspecto, de corte TEMPERAMENTAL, es otra de las condiciones ABSOLUTAMENTE NECESARIAS para invertir bien. Mirad este dato que os doy: si tomo las 5 mejores inversiones que he hecho en mi vida, y recuerdo a quiénes se las conté, todos estaban de acuerdo, todos veían el ángulo. Muy pocos, y en algunos casos ninguno se atrevieron a comprar, seguramente, porque las portadas de los periódicos alertaban, en ese momento, de desgracias económicas múltiples por venir. Con esto os quiero decir que desarrollar este temperamento quizás no sea tan fácil como suena…, que hay mucha gente muy lista que NO es capaz de ir contra-corriente, y que tenéis que ser honestos con vosotros mismos respecto a lo tremendamente importante que resulta no fallar en este aspecto digamos más temperamental de la inversión.

2. Evitad mirar muchas empresas superficialmente, y centraos mejor en mirar pocas, pero en profundidad.

Poneos el reto de ser los que mejor conozcáis esa empresa del mundo entero. Aunque no lo consigáis, este planteamiento abre horizontes que de otra manera no se abren.

Tened claro que el mercado os va a probar, seguro, con caídas en las cotizaciones de las empresas en cartera. Es en ese momento cuando conocer muy bien lo que se ha comprado ayuda a no titubear. Conocer bien los negocios es la única forma de sacar partido a la volatilidad de los mercados. Hay inversores que buscan fórmulas para precisamente lo contrario, evitar la volatilidad en los resultados, y lo entiendo, porque se trata de inversores que buscan satisfacer a unos clientes que a su vez aborrecen la volatilidad, sobre todo cuando es hacia abajo. Pero vosotros, si sois inversores, haced lo contrario: Amad la volatilidad, porque para quien tiene una idea de cuánto vale un negocio, los vaivenes de la cotización son una oportunidad.

Como no es fácil dominar la valoración de cientos de negocios, os recomiendo que os centréis al principio en unos pocos que o bien os interesen especialmente, o cuya industria conozcáis un poco por alguna razón personal.

3. Casi como corolario de lo anterior, no hagáis inversiones que os impidan dormir bien.Cuando eso sucede, nuestro inconsciente nos está  indicando que nos falta el conocimiento necesario para aguantar una prueba del mercado, en forma de caída brusca de la cotización.

4. Tened Paciencia.Para ello, pensad en un una acción como un trocito de una empresa que conocéis bien y que creéis que vale más,  tras haberla estudiado en profundidad. No penséis como muchos que una acción es una cifra que fluctúa en la aplicación de Bolsa de vuestro Smartphone.

Igual que no comprobaréis diariamente el precio de la casa que os compréis, no conviene mirar mucho las cotizaciones. Hay que verlas de vez en cuando, porque el mercado a veces se vuelve loco y ofrece oportunidades. Pero no varias veces al día, que es lo que hace la mayoría de la gente. Esto es esencial para cultivar una perla sin la cual el value investing no funciona: LA PACIENCIA y el énfasis en el largo plazo.

5. Huid como la peste de la información confidencial.Ya lo dijo Buffet: “Give me enough inside information and I can go broke in a year”. En el mejor de los casos, si la información es buena, cuando os llegue a vosotros el Mercado ya lo habrá reflejado y estaréis comprando caro; si es un rumor falso, a la subida de la cotización seguirá un batacazo garantizado. Y si es buena y os llega antes que a nadie, estáis cometiendo un delito. Mi recomendación: no hagáis ni caso a toda información que alguien os quiera vender como confidencial.

6. Evitad el short-selling.Esta práctica no es ilegal, y aunque tiene a veces mala fama, cumple a la perfección su papel de hacer más eficiente al mercado. Sin embargo, como vía para invertir, os lo desaconsejo: una acción puede permanecer cara o mal valorada mucho tiempo, especialmente si detrás hay un promotor con pulmón. Sin embargo, una acción comprada a buen precio cada año se abarata más, por el efecto del crecimiento del beneficio y la generación de cash flow. En este caso el tiempo siempre juega a favor de los buenos negocios bien comprados, algo que no ocurre en el mundo del short-selling. Si a pesar de ello vuestra inclinación natural es hacia el short-selling, centraos en el nicho de detección de negocios que son fraudes, pues ahí quizás el tiempo juegue un poquito más a vuestro favor.

7. Aprended de los errores ajenos.Esto os evitará cometerlos vosotros. Leed historias de fracasos empresariales, buscad errores comentados por gestores, haceos, en suma, una base de datos mental de “lo que no salió bien” con sus causas. Eso os ayudará.

Además de estas recomendaciones generales de proceso, me gustaría compartir con vosotros algunas reflexiones, ni siquiera consejos, sino reflexiones que nacen de la multiplicidad de situaciones a las que da lugar este mundo de la inversión.

1. En el camino inversor, os vas a dar cuenta de que hay tramos en los que se necesita una cierta arrogancia intelectual para llevar la contraria al consenso de mercado. Sin embargo, también se necesita exactamente lo contrario, una cierta humildad, que consiste en saber que te puedes equivocar.

No resulta sencillo ser a la vez arrogante y humilde, pero conviene intentarlo.

2. Igualmente, habrá momentos en que os vendrá bien ser testarudos, y doblar una posición tras una caída del 50%. Aunque esa asertividad necesitará convivir con su antónimo, una cierta flexibilidad, para reaccionar cunado esa caída del 50% sencillamente refleje una realidad peor de la que descontabais para el negocio. No resulta sencillo ser a la vez testarudo y flexible, pero conviene intentarlo.

3. Os hará falta convicción para concentrar las inversiones en vuestras mejores ideas, porque son escasas las veces en las que el mercado se vuelve del todo loco, y hay que aprovecharlas. Pero tendréis que conciliar esa convicción con el sentido común y, a pesar de todo, diversificar un poco vuestra cartera. No resulta fácil casar la convicción extrema con el sentido común, pero conviene intentarlo.

4. El escepticismo es la castidad del intelecto, y un escepticismo sano que nace del pensamiento independiente ya hemos dicho que resulta fundamental. Pero tampoco conviene ser un “contrarían a ciegas” y limitarse a invertir mecánicamente en aquello que está fuera de consenso, porque el consenso, a veces, tiene razón. De nuevo, no resulta fácil combinar el escepticismo natural con la realidad de que a veces el consenso tiene razón, pero conviene intentarlo.

5. A la hora de juzgar el entorno, conviene tener un profundo respeto por las lecciones de la Historia, porque, aunque los hechos cambian, la Historia rima, y muchas veces hay corrientes que se repiten de forma aparentemente inexorable a través de los siglos. Sin embargo, no hay que olvidar que también con cierta frecuencia suceden cosas que nunca antes habían sucedido.No resulta fácil dominar los hechos históricos manteniendo a la vez la mente abierta a lo totalmente novedoso, pero conviene intentarlo.6. Invertir, y equivocarse de vez en cuando, son sinónimos. Ojalá tengáis la integridad necesaria para asumir vuestros errores, manteniendo un punto de fortaleza interna para arriesgaros a cometer más. No es fácil asumir el golpe a la confianza que supone una mala inversión y recuperarse al instante, pero conviene intentarlo.Finalmente, y esto ya es un tema personal de cada uno, os ayudará el poneros en entredicho de vez en cuando para descubrir, con honestidad intelectual, cuando hubo suerte en una inversión y cuando destreza.No es fácil, pero conviene intentarlo.

Todos estos consejos y advertencias, estos “no es fácil” podrían desanimaros a emprender la aventura de convertiros en inversores. Pero dejadme que igualmente os muestre algunos de los tremendos atractivos que encierra:

1. El inversor apasionado acude cada día a trabajar al lugar de mayor fricción intelectual del mundo entero; un lugar donde suceden cosas emocionantes.

No pasan todos los días, pero sabes que pasarán con seguridad absoluta cada cierto tiempo. Yo en 20 años, que no es demasiado tiempo comparado con las leyendas del value investing, he vivido una crisis asiática, el colapso de Rusia, la quiebra del LTCM, el pinchazo de la burbuja puntocom y el de la burbuja inmobiliaria en España, el colapso de Lehman Brothers y recientemente el Brexit. Cada uno de esos episodios supuso una oportunidad de compra de buenos negocios a precios de saldo para el inversor que tuviera sus deberes hechos. Se me ocurren algunas otras profesiones tan emocionantes como ésta, pero no muchas…

2. El inversor apasionado no trabaja realmente

…porque buscar, investigar y profundizar en las empresas que considera atractivas,  se acaba convirtiendo en un hobby, y se divierte en lugar de trabajar.

Os contaré una anécdota del año 2000. Estaba yo un sábado de verano sobre las 2 de la tarde  en las oficinas de Banesto, donde era analista, mirando una empresa americana de petróleo que se había desplomado un 60% en un año. Sus ejecutivos estaban comprando todas las acciones que podían, pero la cotización seguía cayendo cada semana. Yo trataba de entender aquello para poder valorarlo, entendéis mi excitación. Recibí una llamada de alguien para quedar a tomar algo. Me preguntó cuánto me quedaba y le dije que un par de horas. Puse una de más, y quedamos a las 17h. Cuando terminé con mi empresa, miré el reloj. Eran las 20h30. Os juro que pensé que habían transcurrido dos horas, y que iba con cierto margen.

Si fuera el único mi caso, pero conozco a más gente que ha vivido esto. Se me siguen ocurriendo algunas profesiones donde no se tenga noción de trabajar mientras se trabaja, pero no muchas…

3. El inversor apasionado se convierte muy pronto en alguien independiente.

En este trabajo los pelotas no prosperan. Ni tu jefe te puede utilizar más allá de un cierto tiempo. Trabajas buscando conocimientos, y esos conocimientos te los llevas puestos. Trabajas para ti. Y aún hay algo más excitante:  cuanto más viejo eres, mejor. Más errores que no volverás a repetir, más modelos de negocio en la cabeza, más experiencia, en suma. Se me ocurren algunas otras profesiones donde el trabajador es independiente y a la vez mejor cuanto más viejo, pero no muchas…

4. El inversor apasionado suele obtener bastante buenas rentabilidades.

Los mejores que he conocido sacan 20 puntos más que la bolsa, que suele dar un 6% al año. Si lográis la mitad, que es perfectamente posible, sacaréis un 16% anual a vuestro dinero. Mirad cómo la octava maravilla del mundo, la capitalización compuesta, trabaja para vosotros: a esa tasa del 16%: si empezáis por ejemplo con 28 años y 10 mil Euros, cuando tengáis 65 años los habréis convertido en 2,5 M de EUR. Se me ocurren algunas profesiones donde se gana más, pero no muchas…

Y si tengo que encontrar una profesión que combine a la vez ser emocionante, tan divertida que uno no tenga ni noción de estar trabajando, que a la vez desde el principio le permita a uno ser independiente en el día a día, en la que se mejore cuanto más viejos seamos, y no al revés, y que además te pague bien a largo plazo, entonces, entonces sólo encuentro una profesión:  la de ser un inversor apasionado…

Aquí os han formado para serlo. ¡Aprovechadlo!!!

Finalmente, quisiera compartir con vosotros algo muy personal, casi íntimo. Lo diré en voz baja, por si acaso.

No hagáis del Value Investing una religión…

Que nunca os haga sentiros superiores por muy bien que se os acabe dando. Porque no lo sois. Nadie es superior a nadie. Yo creo en Dios, percibo su amor incondicional, y eso cambia un aspecto de mi corazón de una forma que ninguna otra cosa puede lograr: la de sentirme querido INCONDICIONALMENTE.

Pero el Value investing no puede quereros. No lo sacrifiquéis todo por él, porque al final de la vida quizás os falte algo. (A lo mejor por eso los value investors más legendarios son tan vocales con lo de que no se quieren morir nunca….).

Más bien al contrario, utilizadlo, utilizad el value investing, disfrutad de él todo lo que podáis, y cuando tengáis éxito, que seguro que lo tendréis, saliendo de donde salís, pensad en cómo podéis devolverle a la vida ese regalo que os hizo el día en que decidisteis embarcaros en esta travesía. Ojalá para muchos hoy sea ESE DÍA.

Muchas gracias

Conclusión:

Álvaro ofrece grandes bloques de conocimientos en este texto. Por un lado nos indica las características que un buen inversor ha de tener, puntos que ya señalaron en su conferencia anual y para lo cual hicimos una entrada específica.

Por oto lado Álvaro nos recuerda que sólo hay que dedicarse a este mundo de forma profesional si realmente sentimos pasión por ello. Esta idea me parece realmente importante. Hagamos lo que hagamos tenemos que tratar de sentir pasión por lo que hacemos. La popular frase de encuentra un trabajo que te guste y no trabajarás en toda tu vida es cierto. Y se nota quien tiene esa pasión cuando hablas con ellos 10 minutos, sea carnicero, informático o periodista.

Y por último el texto nos motiva si realmente esa es nuestra pasión para que nos dediquemos a ello. Sorprende los puntos que utiliza para esta última parte, ya que no es motivación barata. Álvaro nos habla de inteligencia, aprendizaje contínuo, diversión, independencia y dinero.

AzValor – Carta Trimestral Mayo 2016

Las Cartas Trimestrales de AzValor se están empezando a convertir en algo así como la versión española de la carta anual de Berkshire Hathaway a sus inversores.

Casi lo de menos es la información de la rentabilidad, lo mejor es lo que dejan entrever de su operativa diaria.

La vemos y la comentamos:

az-page-002 az-page-003 az-page-004

Conclusiones:

Quiero remarcar especialmente 3 puntos.

1. Deep Value Investing:

Ya nos dijo Warren Buffett que si el gestionase menos capital, su método de inversión sería completamente diferente, haciendo Deep Value Investing, aplicando las lecciones de B. Graham. Lo que sucede es que Berkshire Hataway capitaliza $ 350B y con tal tamaño es absolutamente imposible pensar en entrar y salir a menudo de las empresas, estarían semanas en cada operación, afectando al precio y disminuyendo la rentabilidad.

Por eso mismo montaron un holding empresarial donde invierten desde una perspectiva basada en el Buy & Hold con importantes flujos de capital entre empresas, algo que el pequeño inversor nunca podría hacer.

El tamaño de AzValor es inmensamente menor 1.500M € y ya han anunciado que lo quieren cerrar en 2.000-2.500M € (la lógica hace pensar que que aumentará cuando entre Paco Paramés). Con este tamaño Az sí pueden hacer Deep Value Investing. De hecho su primera carta ya fue una declaración de intenciones al subrayar y escribir en mayúscula que su objetivo era comprar BARATO.

Ciertamente el Deep Value Investing en periodos de volatilidad como la actual tiene cierta similitud con el trading, al realizar bastantes compras y ventas. Con la fundamental diferencia que en el value el inversor conoce el valor de la empresa y en ello se basa como pilar fundamental de su operativa. Un trader al fin y al cabo se fija en el precio.

Esta operativa se ve apoyada por la ley impositiva de los fondos de inversión en Europa, los cuales sólo tributan por el 1% de los beneficios; con lo que las ganancias de cada compra venta son prácticamente limpias.

2. Arcelor Mittal y los accesos a la directiva:

Arcelor era una de las principales posiciones hace unos meses, con más del 7% de la cartera. En la carta explican los 3 motivos por los que han vendido toda la posición.

Días después de venderla, Arcelor anunció el cierre de la planta de Zumarraga, cayendo ese día casi un 12%.

Los gestores de fondos se reúnen con las directivas de las empresas. Nunca sabremos si esta información ya la conocía Álvaro y Fernando o simplemente de su estudio llegaron a la conclusión que era un riesgo latente. Casualidad o no, AzValor salieron días antes.

3. Contrarian:

Lo que más me ha gustado de la carta es lo que ya indicó Álvaro en una entrevista. Se cargaron de empresas relacionadas con las materias primas cuando nadie las quería y cuando algunos personajes del Parqué de Madrid les tomaban por tontos.

Pues bien, unos meses después, cuando las materias primas se empiezan a recuperar, las empresas comienzan su subida y el mainstream de los inversores entran en estas empresas, AzValor recogen enormes beneficios y deshacen posiciones.

Esto es ser contrarian, esto es value investing.

Lecciones de un maestro (III)

Hoy El Confidencial ha publicado una entrevista a Álvaro Guzmán, director de inversiones de AzValor.

Si sois asiduos a este blog sabréis que siempre solemos comentar sus entrevistas, lo hicimos en una primera y segunda entrada.  Álvaro en las entrevistas suele hacer dos cosas remarcables, por un lado siempre comenta ideas interesantes y segundo y más difícil, no se suele repetir en sus discursos, con lo que siempre se aprende algo nuevo.

Os dejo el link a la entrevista y los puntos a mi parecer más interesantes:

Pensamiento contrarian:

  • El value investing es casi todo el rato cara de tonto y tener razón de golpe.
  • Algunos jugadores de la plaza de Madrid se reían de nosotros después de 20 años invirtiendo y luego yo he visto que alguno ha comprado mineras hace poco, a precios mucho más alto que los nuestros…
  • Esto es lo mismo que la burbuja puntocom, la bolsa ahora mismo está muy peligrosa. Las compañías que los analistas y comentaristas dicen que son empresas sólidas, esas son las más peligrosas porque han sido los sustitutos de los bonos. La gente dice: “el banco no da nada” y, ¿qué haces? Te metes en un bono del Estados. Es que el bono del Estado no da nada, ¿qué te metes? En un bono de Nestlé. Es que el bono de Nestlé no da nada… pues te metes en acciones de Nestlé y ahí te la juegas, porque en el precio de la acción están incorporadas unas expectativas que no se van a cumplir.

China:

  • Lo que pasa es que tienen una población que trabaja mucho, ahorra mucho, cada vez hace cosas más complicadas y mejores… eso se llama alargamiento de la estructura productiva. Lo que quiere decir es que en lugar de hacer juguetes y textil, ahora hacen aviones y trenes. Entonces el futuro es China. Hacen de todo y eso es porque tienen capital y factor trabajo hiperbarato e hiperflexible.
  • Eso, con una población que está creciendo, me hace pensar que en China van a pasar cosas buenas.
  • Si China quiere ser un país rico va a tener que irse de 30 millones de toneladas a 60-70 millones de stock. Si hace eso ya tenemos la demanda garantizada.

USA:

  • La bolsa ha pasado de 600 puntos a 2,006 la americana, con el dólar apreciándose en un espacio de 7 años, con lo que ha corrido mucho…

Principios del Value Investing:

  • Cuando la gente dice que en value investor compramos negocios buenos, baratos y bien gestionados, eso es mentira. Tu compras negocios buenos, baratos, bien gestionados, pero que les pasa algo muy gordo en ese momento porque, si no, no están baratos. El value investor es incómodo; si no, no lo es.
  • Cuando un sector está tan machacado nuestra experiencia nos dice que, por lo menos, merece la pena investigar y levantar alguna piedra para ver si hay algo que vale. Y lo cierto es que más de 15 compañías nos han subido más de un 100% sin deuda.

Escuela Austriaca:

  • La banca central al final es una máquina de equivocarse permanentemente. Es un diagnóstico keynesiano diciendo que aquí lo que falta es demanda. Y demanda no falta jamás. Porque los deseos del ser humano son infinitos…
  • La banca central es keynesiana. Es decir, piensa que es un problema de demanda y cómo voy a crear demanda artificial, pues inyectando dinero en la economía… pero si fuera así Zimbabue sería el país más rico del mundo, o Argentina. Lo que pasa es que me ahorro problemas políticos…

Conclusión:

Como suele pasar con estos grandes, poco que añadir a lo expuesto.

Solo subrayar la necesidad de tener un gran conocimiento para ser inversores, creando sus propias ideas alejándose del ruido del mercado. Conocimientos principalmente de las empresas y sectores pero también  de la Teoría de Ciclos de la Escuela Austriaca de Economía ya que sólo así podremos entender la manipulación que realizan los bancos centrales y que finalmente afecta a nuestras inversiones y a nuestro día a día.

Pero no sólo es necesario conocimiento, lo más complejo en la inversión es ser ciertamente contrarian y tener unas cualidades contradictorias, como ya detallamos en una entrada pasada.

¿Por qué hay pocos Value Investors que tengan éxito?

El Value Investing es atractivo:

  • Históricamente ha demostrado que es la mejor forma de acercarse a los mercados.
  • Los mejores inversores de la Historia han pertenecido a esta corriente.
  • Muestra una lógica aplastante.
  • Ha permitido a Warren Buffett ser una de las personas más ricas del planeta, popularizando este tipo de inversión.
  • Existen multitud de libros que enseñan paso a paso como analizar una empresa.

Esto nos podría hacer pensar que debería de haber multitud de casos de éxito de Value Investors. Pero nada más lejos de la realidad, si bien los mejores inversores suelen ser Value Investors, no todos los Value Investors son inversores de éxito.

¿Por qué si parece tan lógico y hay tantos libros y charlas publicadas sólo unos pocos tienen éxito?

La inversión, como siempre repetimos, es mucho más psicología que matemáticas. Esto lo explicó AZVALOR perfectamente en la pasada Conferencia Anual de inversores, que si bien ya hemos visto por aquí, quería dar especial relevancia a una slide en la que trataban de explicar por que pocos consiguen triunfar en el Value Investing.

Podeis ver esta slide en la Conferencia, sobre el minuto 35:

Cualidades contradictorias del Value Investor

El concepto del Value Investing es muy atractivo (“Compra algo por menos de lo que vale”) y su mayor exponente (Warren Buffett) ha triunfado masivamente – Muchos quieren ser “value investors”

Pocos lo consiguen, y no por falta de capacidad del resto, si no porque:

  1. Se requiere la concurrencia de cualidades CONTRADICTORIAS en una persona.
    • Entre necesidad de arrogancia (para actuar) / humildad (saber que te puedes equivocar)
    • Flexibilidad (te das cuenta de que te has equivocado) / testarudez (para doblar si crees que no)
    • Convicción (concentrar en las ideas top) / sentido común (para a pesar de todo diversificar)
    • Escepticismo sano pero no contrarian “a ciegas”
    • Profundo respeto por las lecciones de la Historia. Pero sabiendo que con frecuencia pasan cosas que nunca antes habían pasado.
    • Integridad para asumir errores / fortaleza para arriesgarte a cometer más. Honestidad intelectual para no confundir suerte con destreza.

                  …. y 2. la confianza de los clientes para aguantar los momentos malos.

Conclusión:

Este texto es una ampliación de la idea que siempre repetimos acerca de que la psicología es clave en la inversión.

Deberemos trabajar en estas ideas. Estudiar con humildad a los grandes en primer lugar, ya que suele ser más barato que aprender de nuestros propios errores que seguramente se den.

La inversión es una extensión más del conocimiento humano. Los grandes inversores han sido sobretodo personas extremadamente cultas. Esto les ha permitido ser seres humanos más completos, más complejos y con más herramientas (modelos mentales) a la hora de abordar una inversión. Alejándose de la simpleza de tener una u otra característica, mutan y se adaptan a cada decisión, moviéndose entre cualidades contradictorias.

Conferencia anual de inversores 2016 azValor

Ayer tuve la suerte de poder asistir a la Conferencia anual de inversores de azValor. Desde aquí agradecerles de nuevo la invitación.

Como sabréis si seguís este blog, tengo un gran respeto y admiración por el trabajo de estos gestores. No queda otra postura atendiendo a la rentabilidad que han conseguido junto al que más que posiblemente se una a ellos a final de este año, Paco García Paramés.

La tarde no defraudó. Como nos tienen acostumbrados, conferencia humilde, didáctica y cercana. Un día alguien me dijo que sólo tienes que escuchar a alguien 5 minutos hablar sobre un tema para saber si le gusta y si lo conoce. Atendiendo a esta idea, Álvaro y Fernando serían dos personas que les apasiona este mundo y que tienen un conocimiento brutal de sus empresas, como ellos mismos dijeron: No queremos ser los que más saben de todo, sólo queremos ser los que más sabemos de las empresas que llevamos en cartera. Brillante, ambicioso y brillante.

Por momentos me recordaba a las clases de uno de los mejores profesores que he disfrutado en mi vida académica Juan Antonio Maroto Acín, catedrático de Economía Financiera y Contabilidad de la Facultad de Ciencias Empresariales de la Universidad Complutense de Madrid. Las clases de Juan Antonio eran clases maestras, era tal el conocimiento, la facilidad y la rapidez mental que tiene que sus clases difícilmente seguían el guión previsto. ROI, contabilidad, matemáticas, costes, circulante, gestión, depreciación y cualquier otro ámbito empresarial se relacionaban y retroalimentaban hasta componer la figura de mil aristas que es aquello llamado empresa. Inigualable.

Pues ayer esto pasó. Especialmente en la parte menos preparada de la tarde, el turno de preguntas. Levantar el riesgo de la eliminación del efectivo, definir que es un ROE infinito y repetir hasta la saciedad que ellos no tratan de preveer el mercado, sólo tratan de saber que tendría más posibilidades de pasar si si se dan según que circunstancias, todo esto bañado por un conocimiento de la Historia enciclopédico y una humildad ejemplar (a destacar el momento en el que Álvaro, lápiz y papel en mano se puso a hacer un cálculo sobre una pregunta de los asistentes), es digno de aplauso.

Aunque no quiero detallar lo que fue la conferencia, tenéis el video a continuación y varios resúmenes en la prensa, listaré las noticias más importantes:

  • A principios de Abril reducen la inversión mínima de 40k a 5k.
  • Con el equipo actual preveen cerrar los fondos cuando lleguen a 2.000 – 2.500M

Las dos noticias están relacionadas. azValor han conseguido 1.200M en menos de 4 meses de vida. Así que cabe pensar que cuando bajen el mínimo esta cifra se dispare y en unos meses se consigan ese límite que comentan.

Si bien es cierto que todos esperamos que Paco Paramés forme parte del equipo y este mínimo pueda aumentar. Aunque siempre será menor a los 10.000M gestionados en su antigua gestora Bestinver. No detallaron si será un hard (no se pueden hacer nuevas aportaciones, ni a antiguos ni a nuevos inversores) o un soft close (no se permiten nuevos inversores, pero los existentes pueden realizar aportaciones). Esto al fin y al cabo es un compromiso con la rentabilidad, ya que como ellos mismos indicaron y como es obvio, no es fácil encontrar oportunidades para ciertas cantidades, resintiéndose la rentabilidad.

Uno de los puntos al que no se le dio excesiva relevancia y que quizá debido a mi background empresarial me llamó la atención, es la gestión diaria del fondo. Álvaro indicó que ellos no monitorizan el trabajo de sus analistas, que se fían de que hagan lo que tienen que hacer, por que confían en ellos y además por que estos analistas están invertidos en sus fondos. Esto asegura una alineación con los objetivos total, ya no sólo de los gestores, si no de los analistas. Tener a toda una empresa alineada en maximizar la rentabilidad no es baladí. En mis más de 10 años en el mundo laboral, veo este tema como una de las fuentes de ineficiencias más grandes del día a día. Trabajadores que se quedan por que se queda el jefe, calentar la silla, cumplir con el expediente,.. todos lo hemos visto y esto se da por que los intereses de los trabajadores no están alineados.

Releyendo esta y algunas entradas anteriores pude parecer que hago una labor comercial de esta gestora. Creo que es evidente que no necesitan mucha publicidad y menos de un humilde blog. Simplemente escribo de ellos por que me parece que tenemos suerte de ser coetáneos suyos y sin duda creo que es una excelente opción para invertir a largo plazo.

En fin, si queréis disfrutar de una clase magistral de lo que es el Value Investing, reservaos 2 horas y media, sentaos y disfrutad de 2 de los mejores gestores que Europa ha dado.

Si te ha gustado esta entrada puedes compartirla clicando en los iconos inferiores de las redes sociales. También te puedes suscribir por mail informando tu correo en el widget de la columna de la derecha. Gracias por pasarte por aquí.

Los momentos de pérdidas suelen ser la siembra de beneficios futuros

Estos días estoy viendo mucho miedo en el mercado.

Como en la genial película recién estrenada El Renacido, en una escena brutal, el oso nos está dando unos buenos zarpazos.

Es humano que tengamos miedo, pero debemos recordar todo lo que hemos aprendido y hemos leído. Cuando todo sube es fácil decir la inversión es 99% psicología y 1% inteligenciapero es cuando cae fuerte cuando se ve quien realmente ha interiorizado estos conocimientos.

Si ayer leíamos un breve resumen del famoso Capítulo 8 de El Inversor Inteligente, donde nos tranquilizaba acerca de las variaciones del Mercado. Hoy quería compartir lo que es ir un paso más allá, es decir, no solo no ver las caídas del mercado con tranquilidad, si no verlas como grandes oportunidades de compra.

La verdad es que me gusta ver gente inquieta por estas caídas, inquieta por que ve buenas oportunidades.

Esto mismo comentaba el gran Álvaro Guzmán en la primera carta trimestral de azValor de hace unos días, que compartimos aquí. Donde indicaba que había gran revuelo y excitación estos días en azValor gracias a estas caídas, ya que los momentos de pérdidas suelen ser la siembra de beneficios futuros.

Últimamente hablo bastante de azValor, tendré que pedirles una comisión por publicidad. Aunque pensándolo bien no creo que les haga falta mucha publicidad después de 20 años consiguiendo un 16,5% de rentabilidad en su anterior etapa de Bestinver.

Precisamente en Bestinver hay un informe que pone de manifiesto la frase de Álvaro, se observa que las caídas suelen ser preámbulo de grandes ganancias.

Esta es una parte del informe de Bestinver sobre el comportamiento de su cartera internacional tras las caídas:

 

No queda mucho que comentar después de semejante tabla. La caída media es del 28,15% y la subida media 24 meses después es de más del 100%.

AzValor hace unos días llegó al 17,78% de caída, ahora está sobre el -8,84%, que bajará ya que hoy sus primeras posiciones han caído fuerte.

Parece que se han alineado los planetas. Por un lado a final de este mes recibiré una importante suma de efectivo, por otro azValor han anunciado que entre Febrero y Marzo seguramente bajen el mínimo a invertir y además estamos teniendo unas importantes caídas.

Estos son los mejores momentos del mercado para invertir. Estamos a 5 de enero, excitados yendo a dormir, ya que sabemos que si hemos hecho las cosas bien a la mañana siguiente tendremos regalos.

Si te ha gustado esta entrada puedes compartirla clicando en los iconos inferiores de las redes sociales. También te puedes suscribir por mail informando tu correo en el widget de la columna de la derecha. Gracias por pasarte por aquí.

Esto es value investing

En este blog nunca nos hemos autodenominado inversión en valor. ¡Ojalá algún día lo sea! Pero eso requiere unos conocimientos y dedicación mayores a los que actualmente tengo. De momento mis pinitos en value investing se basan en clamores del mercado como son BMW o IBM, las cuales también considero inversión en crecimiento.

No se como sucedió, quizá a través del éxito de Bestinver, cuando la inversión denominada en valor o value investing se empezó a popularizar poco a poco hasta llegar a nuestros días, donde parece una moda y si no vas al mercado a invertir en valor parece que no sabes lo que haces.

Tampoco podemos pecar de ingenuos, la historia del value investing es una bonita historia de éxito. Tiene sus padres (Graham), su entrañable heredero como uno de los hombres más ricos del mundo (Buffett), sus variantes (Paramés),… todo sembrado de una lógica aplastante, un poco rebelde y un mucho contrarian. Incluso tiene a los malos (toda buena historia tiene villanos y cuanto más fuertes mejor es la historia) que son los especuladores, los traders. 

Esto lo han visto las decenas de fondos que han nacido al calor de la recuperación económica y muchos de ellos se han autodenominado value. No hay un carné de inversor en valor, cualquier fondo puede decir que invierte en valor, aunque luego compres lo que te de la gana. Cualquier fondo y cualquier inversor particular, si. Este mantra ha llegado tan lejos que parece que si nos autodenominados value tenemos una rentabilidad asegurada, o al menos minimizar las pérdidas.

Pero no, la realidad no es así. No por llamar gato a un perro, este se convierte en un gato. Bueno, quizá si llamamos gato a nuestro perro muchas veces y nos mentalicemos día tras día, al final puede que pensemos que tenemos un gato. Pero esto se acaba el día que vemos un verdadero gato por la calle y nos damos cuenta que lo nuestro no sabemos lo que es pero desde luego no es un gato.

Esto mismo pasa con el value investing. El gato acaba de aparecer.

Hoy se ha publicado la primera carta trimestral de AzValor, los antiguos Bestinver.

La vemos:

Poco puedo añadir, más que dar las gracias por hacer lo que hacen y que lo compartan. Se detecta pronto a una persona le apasiona lo que hace, te empapa de pasión y de conocimiento.

Esto es value investing. Invertir en lo que no quiere nadie, estudiar hasta la saciedad la empresa y su entorno, ir a contracorriente del mercado, comprar cuando una acción cae,…

Todos sabemos que es, pero nadie lo hace. Mirando las carteras de los fondos que se autoconsideran value, apenas se ven empresas de materias primas, se ven PERs por encima de 20 e incluso bastante tecnología. Y ojo que no serán malas inversiones (de hecho PERs altos y tecnología tengo bastante en cartera) y sacarán una buena rentabilidad, pero eso no es inversión en valor.

Es fácil la teoría, todos hemos leído (o al menos eso decimos) El Inversor Inteligente que hay que comprar en mal momento, que hay que ser contrarian, que hay que analizar completamente la empresa y su sector, … la teoría es fácil. Pero ojo como duele en la realidad y que difícil es de hacer.

La expresión value investing ha perdido tanto el significado por su errónea utilización que cada vez se usa más la expresión deep value investing para indicar lo que realmente es comprar en épocas malas por debajo del valor de la acción.

Como dijo Charlie Munger: It’s not supposed to be easy. Anyone who finds it easy is stupid.

Si te ha gustado esta entrada puedes compartirla clicando en los iconos inferiores de las redes sociales. También te puedes suscribir por mail informando tu correo en el widget de la columna de la derecha. Gracias por pasarte por aquí.

Lecciones de un maestro (II)

Es un verdadero placer poder tener la posibilidad de leer a grandes de cualquier materia y más si es contemporáneo nuestro y sabe analizar nuestro tiempo.

De nuevo tenemos el privilegio de tener una entrevista de Álvaro Guzmán. Ex-Bestinver, mano derecha de Paco Paramés y uno de los mejores inversores que ha dado este país.

Es curioso como siendo una entrevista tan cercana a la anterior, nos ofrece más y más lecciones.

Os la dejo:

Un día leí que si una persona no sabe explicarte de forma sencilla un concepto, es que no lo tiene claro. Si nos basamos en esta teoría Álvaro tiene una claridad mental elevada. La forma de expresarse, la lógica aplastante y la sencillez con la que habla demuestran que no sólo es una persona con un conocimiento e inteligencia extraordinarios, si no que tiene un don para la comunicación.

No puedo añadir nada a lo que se dice en la entrevista, tal vez remarcar ciertas lecciones:

  • No hacer predicciones: Nos basamos en analizar empresas una a una y no en hacer predicciones de la economía.
  • Conocer lo mejor posible la empresa, analizarla todo el tiempo: Dedicamos el 95% de nuestro tiempo en analizar empresas. Cogemos una compañía y vemos de donde viene, en que mercado está, que productos vende y con quien compite. Luego nos preguntamos si tiene algo que le permite competir, un buen balance para aguantar momentos malos, algo diferencial que no tengan sus rivales, unos gestores que piensen como dueños y no como tecnócratas.
  • La intervención es negativa para la economía, especialmente los QEs: Lo que no me convence son muchos consensos que hay ahora en el mercado; por ejemplo que las Bolsas de EEUU y la UE por el apoyo de la FED y el BCE. La banca central nunca ha sabido predecir nada con antelación y en general todo lo que hace tiene efectos no deseados. Así que cuidado, sobre todo ahora que el mundo tiene más deuda que nunca.
  • Existirá inflación: Tampoco estamos de acuerdo en que la inflación ni está ni se le espera, por que los políticos siempre buscan tener más inflación.
  • Los mercados emergentes crecerán: Y se dice que los mercados emergentes van a ir fatal; quizá a corto plazo pero no a largo; tienen buenas dinámicas de productividad y crecimiento poblacional y poca deuda.

Además nos deja el avance de que en febrero/ marzo se bajará el mínimo a invertir. Según información de AzValor rondará los 5.000€. Sin duda será una posición importante en mi cartera.

Si te ha gustado esta entrada puedes compartirla clicando en los iconos inferiores de las redes sociales. También te puedes suscribir por mail informando tu correo en el widget de la columna de la derecha. Gracias por pasarte por aquí.

Lecciones de un maestro (II)

Es un verdadero placer poder tener la posibilidad de leer a grandes de cualquier materia y más si es contemporáneo nuestro y sabe analizar nuestro tiempo.

De nuevo tenemos el privilegio de tener una entrevista de Álvaro Guzmán. Ex-Bestinver, mano derecha de Paco Paramés y uno de los mejores inversores que ha dado este país.

Es curioso como siendo una entrevista tan cercana a la anterior, nos ofrece más y más lecciones.

Os la dejo:

Un día leí que si una persona no sabe explicarte de forma sencilla un concepto, es que no lo tiene claro. Si nos basamos en esta teoría Álvaro tiene una claridad mental elevada. La forma de expresarse, la lógica aplastante y la sencillez con la que habla demuestran que no sólo es una persona con un conocimiento e inteligencia extraordinarios, si no que tiene un don para la comunicación.

No puedo añadir nada a lo que se dice en la entrevista, tal vez remarcar ciertas lecciones:

  • No hacer predicciones: Nos basamos en analizar empresas una a una y no en hacer predicciones de la economía.
  • Conocer lo mejor posible la empresa, analizarla todo el tiempo: Dedicamos el 95% de nuestro tiempo en analizar empresas. Cogemos una compañía y vemos de donde viene, en que mercado está, que productos vende y con quien compite. Luego nos preguntamos si tiene algo que le permite competir, un buen balance para aguantar momentos malos, algo diferencial que no tengan sus rivales, unos gestores que piensen como dueños y no como tecnócratas.
  • La intervención es negativa para la economía, especialmente los QEs: Lo que no me convence son muchos consensos que hay ahora en el mercado; por ejemplo que las Bolsas de EEUU y la UE por el apoyo de la FED y el BCE. La banca central nunca ha sabido predecir nada con antelación y en general todo lo que hace tiene efectos no deseados. Así que cuidado, sobre todo ahora que el mundo tiene más deuda que nunca.
  • Existirá inflación: Tampoco estamos de acuerdo en que la inflación ni está ni se le espera, por que los políticos siempre buscan tener más inflación.
  • Los mercados emergentes crecerán: Y se dice que los mercados emergentes van a ir fatal; quizá a corto plazo pero no a largo; tienen buenas dinámicas de productividad y crecimiento poblacional y poca deuda.

Además nos deja el avance de que en febrero/ marzo se bajará el mínimo a invertir. Según información de AzValor rondará los 5.000€. Sin duda será una posición importante en mi cartera.

Si te ha gustado esta entrada puedes compartirla clicando en los iconos inferiores de las redes sociales. También te puedes suscribir por mail informando tu correo en el widget de la columna de la derecha. Gracias por pasarte por aquí.